Edifici de la Diputació de Barcelona (Barcelona - Rambla Catalunya - Barcelonès)


Barcelona - Diputació

Barcelona - Diputació (Foto: Albert Esteves, 2007)

Barcelona - Diputació

Barcelona - Diputació (Foto: Albert Esteves, 2007)

Barcelona - Diputació

Barcelona - Diputació (Foto: Albert Esteves, 2007)



TipusEdifici administratiu o institucional
Període1976-2000
EstilEstils contemporanis
AutorFedrerico Correa Ruiz / Alfonso Milà Sagnier
Situació Rambla de Catalunya, 126
L'any 1987 es va construir, com un annex de la modernista casa Serra, un modern edifici d'oficines, de murs cortina grisos, que actua com un fons neutre darrera l'antic palauet. El conjunt, malgrat l'enorme contrast entre els dos edificis, manté una harmonia i una coherència que l'han fet exemple d'integració de dues obres d'estils i proporcions tan diferents.

En un conferència sobre la seva obra, recollida a "Lecciones/Documentos de Arquitectura (UNAV) nº 7, Noviembre 2002", Federico Correa feia els següents comentaris sobre aquesta obra:

Cuando Puig i Cadafalch hizo este edificio, lo proyectó de cara a la Rambla de Cataluña y hacia la parte más baja de Barcelona, dando completamente la espalda a la Diagonal, que era entonces una calle en construcción, con cuatro casas. Nosotros queríamos que el nuevo edificio tuviese en cuenta la presencia del edificio de Puig i Cadafalch pero sin olvidar que estaba en la Diagonal.

Teníamos el ejemplo del edificio de Pericas, y continuábamos la línea de su cornisa, porque otra cosa en la que también estábamos de acuerdo era que el muro cortina es inocuo y termina fundiéndose con el cielo, aunque es una idea completamente ajena a la realidad. Cuando uno mira un muro cortina, de repente, ¡plaf!, se termina. Y pensamos que no había que terminarlo como se termina habitualmente un edificio, estudiamos la medida de la cornisa de Pericas, para hacer la versión actual con terraza. Podemos ver el edificio de Pericas y el nuestro detrás, como cierre de la manzana, en cuyo centro había otro edificio que también era de Pericas.
Revestimos el edificio de aluminio lacado en taller y, para darle rigidez al aluminio, hicimos un estriado que daba un cierto moldurado a la fachada; teníamos un doble juego, la racionalidad del estriado y, por otra parte, el deseo de conformar el espacio.
En el encuentro con el edificio de Puig hay un pequeño puente. Es muy curioso, porque aquí hay una trampa que resulta tan eficaz que creo que no se da cuenta nadie: no ponemos cristales, sino espejos, ya que era imposible conseguir la transparencia que queríamos y los espejos realmente dan la sensación de cristales. Otra cosa muy curiosa es que el edificio lo pintamos de gris, en primer lugar, naturalmente, porque contrastaba con la piedra del edificio de Puig, pero es que, además, el edificio de Pericas estaba estucado en gris. Desgraciadamente mientras estábamos haciendo la obra se hizo toda la reparación del edificio de Pericas y se estucó del color de la piedra, lo cual nos fastidió, pero espero que algún día se vuelva a estucar de gris como había sido su disposición original. El edificio, la verdad, gustó bastante. Habíamos entrado en una época en que las críticas eran menores, aunque siempre había alguna crítica, como la que decía que el pobre edificio de Puig i Cadafalch había quedado sodomizado por el nuevo edificio; pero fueron críticas poco importantes
.
  • Si voleu aportar més imatges o informació d’aquest element, cliqueu aquí

Mapa general
No està autoritzada la reproducció d’imatges o continguts sense el consentiment exprés de CEDIP